Lágrimas

IMG2092A

Un día nublado. San Simón Tlatlahuquitepec, Tlaxcala.

Son las 11:39pm ¿qué ganas de poner la hora? ¿verdad? Pero me ayuda a situarme en el presente, aunque al ir escribiendo… ésto vaya convirtiéndose en pasado. Escribo porque estoy llorando ¿por qué? Creo que por nada en particular. Últimamente me pasa eso. Soy sensible a todo lo que pasa a mi alrededor y a lo que ocurre con las personas que me importan: mi familia, mis amigos, mi novio.

Lo que provoca las lágrimas, no tiene que ser necesariamente triste. Puede ser bello, puede ser bueno.

¿Por qué cosas he llorado esta semana?

Porque un ex-profesor de secundaria dio apoyo moral y económico a mi familia.

Porque estuve paseando, una tarde, en un pequeño pueblo. Acompañada por mi mami y por la Luna.

Porque vi a mi mami emocionarse y sonreír, al recibir una llamada. Y porque la vi gastar las únicas monedas que llevaba aquél día, en algo para mis hermanos y para mí.

Porque escribí una carta a los Reyes Magos, pidiendo paciencia para los que me rodean, mucho amor para hacer las cosas, que la luz supere a las sombras.

Porque, pese a todo, mis hermanos sonríen.

Porque nació mi sobrino, sano y bonito.

Porque estoy escribiendo una historia, ocurre en una biblioteca, y lloro mientras imagino lo que va a pasar. Porque mis personajes me orillan a eso.

Porque, a veces, aunque esté rodeada de gente me siento sola. Tengo la teoría de que o soy una persona incomprendida (como muchas en el planeta) o… no soy de este planeta.

Porque mis primos, mi abuelita, mi mami y hermanos salieron a despedirme, cuando venía hacia el DF.

Porque en el último momento, antes de subir al autobús le dije a mi papá: Te quiero.

Porque dejé Tlaxcala, que me despidió con nostalgia, una tarde fría y con cielo nublado.

Porque recuerdo mi infancia: lo feliz y lo triste.

Porque recuerdo mi adolescencia: lo feliz y lo triste.

Y, por último, y va solo para ti, amor, así que acércate, porque te lo diré al oído… Lloro porque pienso en el futuro y me da miedo e ilusión. Miedo por el mundo en que vivimos. Ilusión, por el mundo que tú y yo vamos construyendo.

Así que cuando lloro, lo agradezco, porque soy la suma de todo, lo bueno y lo malo, si es que en verdad hay mucha diferencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s