Roxana o la cortesana afortunada. Daniel Defoe

rox

Sinopsis

Esta es la historia de una mujer… Se casó  a la edad de 15 años y fue abandonada cuando tenía ya cinco hijos y unas cuantas libras para mantenerlos un tiempo, después de poner “a salvo” a sus hijos se dedicaría a ser amante de hombres ricos, desde un simple joyero hasta un príncipe alemán.

Comentarios

La historia no cuenta con capítulos, Defoe nos cuenta de viva voz de esta mujer una historia continua.

Me gustó que fuera “ella” quien contara la historia, así podíamos saber qué pensaba y qué sentía en cada uno de sus actos, ella estaba convencida de que sus acciones eran perversas y condenables ante la sociedad, pero no le importó. Dejó de “escuchar” a su consciencia desde el instante en que cometió el “primer crimen”, el crimen de entregar su honor a cambio de una casa y un sustento.

Después de volverse rica, estaba convencida de que ya no era por miedo a morir de hambre el embarcarse en más aventuras, sino para satisfacer sus ambiciones e incrementar su orgullo  y vanidad.

¿Casarse? Para qué, a ella no le interesaba el matrimonio, le interesaba el dinero y se burlaba del amor, no veía en el matrimonio más que una atadura a la libertad a la que estaba acostumbrada.

“Roxana” (que no es más que un apodo), es una mujer astuta, bella e inteligente, que logró sus más oscuros propósitos a cambio de favores placenteros a sus amantes. Asombra la sangre fría con la que actuaba y el arrepentimiento que llegó poco antes de poner punto final a la historia contada en este libro.

Frases

Nada de idiotas, señoritas. Elegid cualquier cosa, antes que casaros con un idiota.

No estaba exaltada y la sangre no me ardía lo bastante para incendiar la llama del deseo, pero la bondad  y el buen amor de aquel hombre y lo triste de mis circunstancias se confabularon para hecharme en sus brazos, y decidí entregarle mi virtud incluso antes de que me lo pidiera.

Al principio, mi única esperanza había sido volver a verlo, ahora mi único contento era no volver a verlo jamás.

-Parece que os falte valor para abandonarme. -Más cruel sois vos, al rechazar a un hombre al que le falta valor para dejaros.

Si alguna vez hubo un hombre en el mundo estimable por la honestidad de sus intenciones, ese fue él; y, si alguna vez hubo una mujer en sus cabales que rechazara a un hombre valioso por motivos frívolos o triviales, esa fui yo.

Así de absurdamente nos resistimos a lo que más deseamos del mundo y nos engañamos con falsas reticencias cuando una negativa sería para nosotros peor que la muerte.

Me atrevo a decir que ninguna otra mujer tuvo nunca una vida como la mía: veintiséis años de depravación sin el menor remordimiento, y sin la menor intención de ponerle fin.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s